Reseña: Destrozares, canciones para el final de los tiempos.

 

Odiamos el cambio. O al menos eso parece.  Somos seres de costumbres, que ansían que el vino sepa como ayer y que la música suene a pasado. Lamentablemente, esta es una realidad que se hace demasiado tangible cada vez que un músico se atreve a dar un paso en su propia dirección, sin escuchar al mercado.

Y es que existe una ley no escrita por la que parece que el público puede exigir a los artistas que sean siempre los mismos. Que alcancen continuamente el culmen, lejos de la curiosidad, pero que además lo hagan bailando en la estrecha franja melódica más fiel a sus estrictos comienzos. No sólo esperamos que se amolden a unos cánones, sino que lo hagan en base a nuestras (individuales) expectativas.

Pero ay, ilusos. Robe no será de nadie nunca, y Robe siempre ha sido cambio.

Es tan libre como para seguir componiendo lo que le venga en gana. Cuando empecé a esuchar sus canciones, nunca creí que fuera a tener energías para mandarnos a tomar por culo tantas veces. Y mira que nos lo avisaba. Nunca se amoldó a convenciones sociales, ¿qué es lo que hacía pensar que a estas alturas de la historia fuera a  limitarse a las exigencias de nadie? Con sus claros y sus nubes, con tormentas, Robe es de esas pocas figuras que da la impresión de saber afrontar el paso del tiempo y escribe a sabiendas de que la muerte nos está esperando a todos al final de la canción. Ha venido una vez más para hacer lo que le sale de las tripas, y se llama Destrozares, canciones para el final de los tiempos. Joder con el lirismo triste.

He leído crónicas devastadoras, crónicas pésimas, crónicas muy enfadadas clamando por los tiempos del ‘Agila’. Pero este trabajo viene con la fuerza de quien hace lo que quiere, la misma que ha envuelto otros discos. Yo que sé: la música de verdad debería ser valiente. Este fluir de caminos, estas idas y venidas de temas románticos y despachados parecen haber ido separando a Robe de gran parte de su público nostálgico. Y no creo que le importe.

extremoduro videoclip

El disco resultará al gusto más de unos que de otros, pero no se puede poner en duda su calidad. Los últimos trabajos del extremeño reflejan una consistente evolución melódica, justificada en un importante poso de experimentación  e introspección. El resultado: demasiado sentimiento como para no atragantar al ciudadano medio. Sus canciones no gustan a la primera escucha y os voy a revelar por qué: no están hechas para el primer paladeo.

Violines, tormentas, delicadas progresiones. Es imposible acomodarse en las canciones de este disco, y quizá eso sea exactamente lo que buscan: provocar desasosiego. Sin huir de la tonalidad, Destrozares dibuja un páramo triste. Genera un sonido solitario, devastador, violento, acentuado por la sutilidad de su forma. A veces las canciones son cuadros, a veces componen cuchillos. En realidad no creo que pretendan nada, pero lo consiguen todo.

Sin duda alguna es un disco de degustación lenta, en el que la primera impresión apenas tiene sentido. Harán falta tres semanas, 20 escuchas y un par de buenas decepciones en la vida para llegar a entender por completo estas canciones, o eso creo. De vez en cuando, un artista se revela contra esta moderna imposición de ritmo rápido que nos hace recibir, entender y deglutir las canciones como si fueran hamburguesas del Mc Donalds. Pero no: a veces la música merece más tiempo del que habíamos esperado.

Robe está fuera de todo, lejos de la humanidad . Destrozares es como un insulto a todo lo que no hemos hecho por cambiar.

Son las baladas que algún día bramarán las trompetas del apocalipsis.

 

Inés Rodríguez Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.