Una obsesión al día: La Maravillosa Orquesta del Alcohol

 

Hay canciones que son como beber a morro de una botella de whiskey cuando se ha ido el tren de la estación. Como estar solo. Como buscar un por qué. Y muchas tienen el mismo nombre: La Maravillosa Orquesta del Alcohol. Son el espíritu irreductible que ya ha conocido la respuesta de la vida, y que por desoladora se niegan a dejar arder el tiempo. No hay sentido, no hay una gran frase esperándonos y, sin embargo, la única opción es revelarse. Cantar. Convertirnos en lo que creímos y rezar porque funcione. La Maravillosa Orquesta del alcohol son como un libro se Sartre moderno con una voz desgarrada.

¿Conocéis a este grupo burgalés? Tienen una corta trayectoria y un prometedor futuro. Y qué más da si folk, si blues, si pop o si cierto rock desgarrado. La puta Moda son música en estado puro: certeros, conmovedores, decadentes. Son el frío y a la vez el calor de un bar, son ese blues triste que intenta encontrar un sentido. Tantas son las canciones que me han embelesado con los años que se hace difícil elegir un destino. Busquen entre ‘Gasoline’, ‘Vasos vacíos’, ‘PRMVR’, ‘Hay un fuego’. Intenten no sentirse como cáscara vacía ante ‘1932’. Y, sin embargo, hay una por encima de todas que representa ese espíritu compartido de nuestra generación: ‘¿Quién nos va a salvar?’ Grito escupido a la nada. Más preguntas sin respuesta.

La Maravillosa Orquesta del alcohol tiene algo de medicina paliativa. Salvavidas para maleantes, pensadores, poetas sin esperanzas y bebedores de puerto. Joder, son tu resaca diciéndote que la vida en realidad no significa nada. Pero con una sonrisa.

¿Por qué amar esta canción? Por ser una anti utopía preciosa y triste, por ser un pensamiento compartido, por hacer música de la desesperación. Es como si el amor no valiese más que el momento y alguien nos hubiera robado el presente. Y nos lo han arrebatado, de verdad.

Hay que escuchar a La Moda, son la manera más musical de enfrentarse a lo oscuro de la vida. Son demostrar que el miedo es de todos pero que la batalla es la misma. Como el grito de lucha desesperado cuando todo está perdido y no hay nada que perder: la vida es esa guerra en la que nadie ha preguntado y a la que hay que lanzarse a machete. Apuntaos.

TEXTO: Inés Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.