Narco saca Espichufrenia: id preparando la resaca

Espichufrenia

Anárquicos. Psicóticos. Navajeros. Y más macarras que nunca. Han vuelto los Narco, ácidos y lisérgicos, apenas dos años después de su último disco. Dejando atrás la oscuridad, “la rabia y el resentimiento” de Dios Te Odia, han decidido dar una vuelta de tuerca al asunto: “pues si todo está así de mal, que les jodan, nosotros nos vamos de fiesta”.

Espichufrenia es como sonaría el ataque psicótico de un ravero eternamente alegre. Es un disco para cantar a coro, para bailarlo, para celebrar la locura colectiva al margen de la sociedad políticamente correcta. Y como siempre, para reventar los directos: “no es que compongamos pensando en los conciertos, es que, con los años de experiencia, al final te sale solo enfocar la música para que pueda petarlo en directo”.

Después de una intro contuntente y machacona que nos invita al suicido, Espichufrenia nos presenta una serie de temas desenfadados, tralleros y tremendamente divertidos. Narco vuelven convertidos en desfase. Se acabó el negro, los ataques, los versos a Satán. Sin perder un ápice de su agresividad, Espichufrenia se convierte en un homenaje al punk más festivo, sin dejar de lado la innovación constante. Unos nuevos Narco, que tan pronto se marcan un tema reagge como una coloración con El Coletas o con Ana Curras.

Pero hay una cosa que siempre va a ser invariable: ritmos psicóticos, historias cachondas, letras inverosímiles, electrónica de rave como la de ‘Kamikaze’. ‘Yoni el Robot’ se erije probablemente como el sobresaliente más cachondo del CD, y por primera vez la banda nos regala coros de bar con estribillos como los de ‘No nos van a echar’ o ‘Sevilla te Acribilla’, versionando a Sham 69 (If the kids) .

Espichufrenia

Una serie “de historias cachondas y banales”, como dicen ellos: “nos las vamos inventando, no van a cambiar el mundo”. Todas ellas aderezadas con la colaboración de grandes músicos y amigos, gentes de su tierra, desde Reincidentes a Dub Elements, pasando por un increíble tándem con Space Surimi, Variedub y Burian Fyah, y un sorprendente acierto con El Coleta, cuyo estilo se fusiona a la perfección con el gamberrismo navajero del grupo en ‘Dame Argo’.

Vuelven los eternos raveros y sus baladas de amor al speed. Porque Los Narcos viven por 6, o eso dice Vikingo : “Tenemos a la guadaña dando vueltas a la furgo.”

Espichufrenia probablemente no se recordará como el bombazo más rompedor de la banda. Pero sin duda es efectivo, adictivo, desafiante. La banda nos regala un rotundo sí a la fiesta, al descaro, a la locura, al espíritu del grupo.

Una confirmación de que la rave no termina nunca y de que los Narco tienen tralla para rato.

Texto: Inés Rodríguez Romero
Imágenes: Carlos Zuk

5 respuestas a “Narco saca Espichufrenia: id preparando la resaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s