Salvavida (de las balas perdidas): La Moda se arriesga y gana

la moda salvavida

Hay críticas que no se pueden hacer a la primera escucha. Simplemente, no te sale el escribir. No es que no hayan producido sensaciones: es que han sido tan encontradas y desconocidas, que sabes que ellas mismas necesitan macerarse para saber lo que son.

Sí, habría sido una completa imprudencia escribir sobre Salvavidas a la primera escucha, de eso estoy más que segura.

¿Por qué? Porque no es un disco fácil. Es lento. Es complejo. Es armónicamente inesperado y contradictorio. Y suena bastante crudo. Y brillante. La Maravillosa Orquesta del Alcohol nos ofrece, esta vez, un compendio de canciones cada vez más desengañadas, rabiosas y a la vez profundamente humanizadas, que buscan su trocito de esperanza en este mundo. Desde la voz hasta el último instrumento conforman este imaginario dolido, colérico y resignado como un todo de congruencia perfecta. Sin olvidar el silencio, que ha adquirido definitivamente su propia personalidad narrativa.

 

salvavida

La MODA: Salvavida

Lejos quedan ya las alegres melodías folk de ¿Quién nos va a salvar? a The Shade of folk to come, de estructura más predecible y recursos bailables. Salvavida es una colección de temas musicalmente independientes y conceptualmente unidos. Aunque, eso sí, resulta heredero directo de la nostalgia que ya presagiaban sin escrúpulos sus letras en el pasado. Es la evolución del folk y el blues en una realidad más cruda, más cruenta, que no puede ya ser feliz de manera gratuita. O no en esta ocasión, por lo menos.

Hay que tener valor para tomar este rumbo, para abandonar un estilo que hubiera copado las listas de éxitos de seguro muy por encima de su actual estado, que ya agota entradas de conciertos en apenas unas horas. Porque talento musical es lo que sobra en esta formación burgalesa. Pero, parece, que La Moda optaron por la lucha, por el verso, por utilizar los dones para transmitir dolores y sentimientos de la condición humana. Por intentar acercarnos un poco su filosofía personal. La Maravillosa Orquesta del Alcohol ha construido disco a disco un camino hacia lo difícil, hacia la ardua tarea de traer algunas formas nuevas al gran público. Porque el riesgo musical sobra en este disco repleto de referencias al siglo XX, a la música circense, a las emociones encontradas que huyen del sota-caballo-rey del pop rock habitual.

‘Una canción para no decir te quiero’, quizá, suena a reminiscencias pasadas. Pero apostaría por temas como Océano, La Inmensidad o Naufragar como aventuras absolutamente necesarias que vivir en este disco, en el que la voz de David toma absoluto control de las emociones, quizás en detrimento de una banda que tiene mucho que ofrecer.

 

la moda

 

Quien escuche Salvavida se va a tener que enfrentar a un duro canto al desencanto. Y a sí mismo. La voz es un grito constante contra la vida, un reproche contra la existencia que nos prometieron y contra la ironía de existir. La música, una agridulce respuesta que no te deja acomodarte. Sin embargo, siempre hay un retazo a la esperanza en las canciones de La Moda, siempre vira hacia un acorde benevolente, hacia una palabra que nos concede un poco de tiempo. Y en ello reside el encanto inconmensurable del disco, como la consonancia que de pronto surge en un pasaje repleto de disonancias.

Pero bueno, no importa si encaja en lo común o lo esperado. Está claro que los locos son otros.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.