Punk, ¿qué punk? Una reflexión sobre titulares y música de gaztetxes

Ahora mismo, alguien estará revolviéndose en su tumba por el último titular musical de El País: un batiburrillo de punk, clickbait y los pijos más insulsos del pop. Seamos sinceros: en realidad no podían haberlo hecho mejor. Nadie se lee un texto de 2000 palabras cuando tiene un título tan jugoso como para valerse de un RT. Pero bueno, dejamos por aquí un consejo: antes de cagarse en todo hay que leer los artículos.

Porque el texto, citemos lo obvio, pretende ser marcadamente sarcástico. Aún así, nos deja el maldito sabor agridulce de que el punk hoy en día es entendido (y usado) sólo como actitud. Actitud blandita y mediocre, muy alejada de aquellos años 70 y del speedico ritmo y descaro de sus primeras canciones. Pero también muy lejos de todo lo que representan las bandas que, a día de hoy, siguen viviendo del punk y continúan tocando contra todo.

 

andy y lucas punk

“Cuando Malcolm McLaren inventó los Sex Pistols hace más de 40 años jamás imaginó que su espíritu estaría tan vivo en España y que los responsables de mantener la llama encendida fueran dos grupos más cerca de actuar como teloneros de un partido de la selección española de fútbol que en una casa okupa“, cita el texto.

 

Los estoy imaginando. Decenas, -ojalá- cientos de grupos españoles leyendo estos titulares. Bandas que malviven en el punk, que viven de carretera y furgo, de tres conciertos por semana, de gaztexes, okupas y pequeñas salas, sudando en el día a día de la música para ganar un sueldo que probablemente no se acerque ni a la décima parte de lo que bandas como Andy y Lucas o Taburete han amasado en un año, apoyados por las grandes discográficas y el metralleo constante de los medios de comunicación. Grupos que leen estos titulares y que jamás han sido citados en estos medios al menos que hayan sido denunciados.

Cuando ya no queda música, siempre servirá el jaleo. Es justo lo que critica el artículo. Pero estamos alimentando una táctica estúpida y rastrera usando el nombre del punk. Qué sabrán Taburete o Andy y Lucas de que te pare la poli un concierto por haber increpado al orden. Qué sabrán de que corran a tu público a base de porrazo limpio, de no poder tocar en ciudades porque el ayuntamiento de turno intenta boicotearte. Qué sabrán de los intentos de censura.

No, los puto Taburete no son los Pistols, no son Los Clash, ni en el mundo del sarcasmo descarado. En lugar de hacer el juego a estos grupos populares y mimados, quizá podríamos dedicar unas líneas a lo mejor de nuestro punk.

No hace falta un resurgir del punk porque nuestro punk ya existe. Sólo por citar a algunos: Los Gatillazo, Narco, Lendakaris Muertos, Rat-zinger, Núcleto Terco, Kaos Urbano, S.A., Boikot, Segismundo Toxicómano, Porretas, Josetxu Piperrak, Non Servium, Kaotico, EUKZ, Rude Pride, Habeas Korpus, Envidia Kotxina, Desakakto, The Locos, Noi del Sucre, KOP, Guilty Brigade; todos ellos en un maravilloso abanico que se mueve desde el hardcore hasta el ska, pasando por el Oi!, el rock o incluso el blues, pero con una actitud punk reseñable más allá del efectismo virtual. Grupos olvidados más de pocos medios especializados y de un público fiel que se niega a envejecer.

“Jamás una música tan inane había provocado reacciones tan fuertes. “ Gracias por la última frase. Pero no les bailemos el agua.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.